FR EN
FR EN
Browse forums 
Ankama Trackers

La transformación de Pandala 2

By [Ankama]DOFUS-Touch - ANKAMA - November 25, 2020, 14:00:00
AnkaTracker

Los kozarus, instalados en las alturas de Airedala, son los hijos del viento. Este pueblo desconocido, recluido entre las montañas y las cumbres de la región, es discreto y se muestra muy poco ante los demás habitantes de la isla. Sin embargo, la transformación de Pandala ha hecho resurgir antiguos conflictos, y los kozarus ya no cuentan con la protección de la sombra de sus montañas.

La tormenta ruge desde hace días. Su diluvio continúa incansable a pesar de mis oraciones. Los rayos rajan la roca y reavivan las brasas mojadas por el agua. Los árboles se abrazan, se desgarran y son arrastrados por los torrentes. Pandala se transforma en medio de un incendio gigante, una tempestad interminable que modifica los contornos de la isla, los acantilados y los lagos. La tierra se divide y se parte mientras unas olas inmensas se estrellan contra la roca, originando nuevas tierras, nuevas fronteras, nuevos paisajes. Pandala se transforma y no volverá a ser la misma.

La caverna resuena y se ilumina con el ritmo entrecortado de los truenos y los relámpagos. El suelo está húmedo y las ráfagas del frío viento penetran hasta las paredes de roca. La lluvia me golpea el rostro y pinta el suelo con sus reflejos azulados. Frente a mí se dibujan los contornos de un kozaru de piedra gigante tallado en las paredes de la caverna. En su sonrisa se distinguirá para siempre una elocuente provocación. Las luces de las velas deforman las sombras y transforman su rostro en muecas horribles. 

Mientras mis ojos contemplan la imponente estatua que hay frente a mí, noto a mi espalda su silenciosa silueta acercándose. Adivino cada uno de sus movimientos. Su mirada clavada en mi nuca, la delicadeza de sus gestos y el espacio que se va reduciendo entre nuestros cuerpos. Mi voz resuena en la caverna:

—No te vayas. Quédate conmigo, con los tuyos.

Oigo su respiración y, como si su dolor llegara hasta mí, una corriente helada me recorre el cuerpo y levanta delicadamente la tela de mi yukata. Las cintas que llevo en el pelo se agitan. Movidas por el remolino del viento, se deslizan por mi rostro. 

Siento su robusta mano puesta sobre mi hombro. Podría desfallecer de un momento a otro. Empujarlo al vacío y retenerlo el instante siguiente. Contarle todos los secretos del amor, maldecirlo mil veces o atraparlo en un abrazo eterno para que nunca escape de mí. Permanezco inmóvil, con los ojos clavados en las velas que luchan por resistir a las corrientes que penetran en la caverna. La tormenta se calma y su voz rompe ese instante de tranquilidad. Cortante, viva, clara, una espada hundida muy profundo en mi carne. 

—Este no es mi hogar, tú también lo has oído. Shihan no quiere que esté aquí.

—¡Cambiará de opinión, me escuchará!
—Shihan no escucha a nadie.
—No puedes...

Un trueno engulle mi respuesta. Se me escapan las lágrimas, que dejan su rastro sobre mis lisas mejillas. Él finge no ver nada, no escuchar mis sollozos. Sin embargo, percibe el temblor de mis hombros, unas sacudidas descontroladas que mi cuerpo es incapaz de contener. Vuelvo a alzar la vista hacia la inmensa estatua que hay frente a mí. Sus ojos de piedra me juzgan, se apoderan de mí. Su sonrisa, grabada en la roca fría, me reta a bajar la mirada. Pero aguanto. 

—¿Y qué harás?

Tengo la voz rota. No me la reconozco.

—Ya hemos hablado de eso. 

Sí, decenas, cientos de veces. Pero no puedo aceptarlo. Imaginar perderlo es el peor de los sufrimientos; vivirlo es directamente insoportable.

Me giro bruscamente para que vea mis lágrimas. Me aguanta la mirada, y puedo leer en sus ojos todo lo que es incapaz de decir. Busca mi mano con la suya, a ciegas, desde la distancia que nos separa. No lo ayudo, dejo que encuentre mi piel a tientas en la gruesa tela de mi túnica. Cuando sus dedos rozan ligeramente los míos, agarro su armadura. Mis uñas se clavan y chirrían en el metal frío. Aprieto sobre su sólida coraza, como si pudiera romperla con las manos.

—Si te vas, ¡te juro que me tiraré desde lo alto de las montañas de Airedala! ¡Maldeciré tu nombre por toda la eternidad!

Una sombra oscurece su mirada. La dirige hacia la estatua, y me da la sensación de haberlo perdido ya. Los dos kozarus, uno de carne y hueso, otro de piedra, se desafían mirándose uno a otro. Sé que ese enfrentamiento silencioso podría durar eternamente. Mi mirada trata de recuperar su atención, de aliviar su tormento. El odio oscurece su rostro, enrojece sus ojos. Al final, baja la mirada, derrotado en ese cara a cara silencioso. 

Él ha ganado, pero el otro, con su derrota, se ha llevado la victoria. 

—Ya estoy maldito.

Levanta la otra mano, sin guante. No es necesario. Ninguna carne recubre ya sus huesos. El cartílago al aire cruje y los dedos esqueléticos me acarician el rostro, recorriéndome la mejilla. Sigue el contorno de mis labios, acaricia mi boca con pudor. Me gustaría agarrarle la mano y sentir el calor de su piel extendiéndose por la mía. Apretársela con fuerza, estrujarlo para sentir su corazón latir, golpear contra su pecho. Pero no puedo.

Lo suelto y mis manos vuelven a caer, sin fuerza alguna. Me quedo observándolo, sin poder hacer nada. Una mezcla de cólera y de tristeza se dibuja en mi rostro. No puedo imaginar lo que vendrá más tarde. ¿Y si hay un después? ¿Si hay realmente un después cuando termine este cataclismo que azota Pandala y mi corazón? ¿Cómo volver a levantarse cuando todo ha sido destruido? 

Sus ojos me miran por última vez y entiendo que el combate ha terminado. Que he perdido esta larga lucha. Que lo he perdido a él y que ya no habrá vuelta atrás. Camina hacia la estatua, pero esta vez no la mira. Toma su sable y el resto de su armadura. 

Tiemblo de frío, de miedo. No sé qué hacer, a qué amenazas recurrir para retenerlo. Observo al hombre al que he amado desde siempre. Desde nuestras charlas infantiles hasta nuestras carreras endiabladas por las montañas de Pandala. Hasta nuestro primer beso. 

—¡No te aceptarán allí! ¡Eres un kozaru, naciste en los cielos de Airedala para vivir y respirar libremente el aire de los vientos de las alturas! ¡No para convertirte en el wauwau de la daimia! 

Cierro los ojos, rompo a llorar. Siento como mi cuerpo tiembla por el dolor; podría explotar ahora mismo, desgarrarme y desaparecer en los torrentes que sacuden la isla. Sus labios se posan en mi frente. Hace que deje de llorar. Mantengo los ojos cerrados e intento, en vano, memorizar el calor de su beso. Sus pasos resuenan hasta la entrada de la caverna. El chapoteo del agua, el sonido metálico de su armadura, todo desaparece en medio del alboroto de la tormenta. 
 
Reply
Reactions 10
Score : 119

Wow   \_(*0*)_/

0 0
Reply
Score : -25

Hola cómo están quisiéramos saver si van a poner una mascota Nueva y nuevos PJ y más Cosas para Que el juego sea más divertido ...   Y porfavor que también dropiemos cosas al matar arañas, Jalatos, jabalin ect.  Y también queden de cantidades por decir 8 a 9... Muchas Gracias por su atención 
 

1 -4
Reply
Score : 59

me dejo con ganas de mas....

0 0
Reply
Score : 16

En la actualización van a abrir Brutas o nos van a tener aislados de nuestros amigos 
sad

1 0
Reply
Score : 89

Espero que con la actualización no cambien la música del menú, como sucedió en DOFUS 2. Es literalmente hermosa y la mejor del soundtrack.

0 0
Reply
Score : 16

dejense de actualizaciones estupidas y presten atencion a los verdaderos fallos del juego, como gente que se dedice a estafar a otras en el zapp pueblo y otros zapp o como las descompensaciones como algunas razas como el yopuca. o como muchos fallos que tiene el juego como por ejemplo los emparejamientos de los kolis k siendo 194 me 5oque de compañero a un 120 o al revés. y asi infinitud de fallos que no arreglan por 1ue los creadores y moderadores del juego no juegan al juego pues no ven verdaderos fallos. 

1 0
Reply
Score : 1

se sabe que fecha sera lanzada la actualizacion?

0 0
Reply
Score : 1

Emmanuel1993
 

0 0
Reply
Score : -12

Hola me gusta este juego pero aveses aburre me gustaría q atan nuevos pj y nuevos echisos así serían el juego más divertido gracias por su atención
 

0 -1
Reply
Score : 2

Wow
 

0 0
Reply
Respond to this thread